En Ikea trabajo yo

Las grandes marcas como Ikea, Mercadona o Leroy Merlin se exceden en la cantidad de trabajo sin valor para nosotros que nos obligan a realizar.

“En IKEA trabajo yo”. ¡Uy! Quizá he estropeado el chiste. Un amigo dice “Yo trabajo en IKEA”, y el otro le replica:”En IKEA trabajo yo: yo lo cojo, yo lo transporto, yo lo monto”. Da igual decir IKEA, Mercadona o cualquier otro.

No me parece mal que las grandes empresas nos hagan trabajar si obtenemos algo a cambio: reducción de precio, mejor experiencia de venta, participación y capacidad de decisión.

Sin embargo, creo que se pasan en la cantidad de tareas y trabajo sin valor para nosotros que nos obligan a realizar, y el tiempo y molestia que nos ocasionan, como caminar por los lineales, cargar el carro, descargarlo en cinta, volver a cargarlo…

Claro, que si no nos impusieran este sistema, nuestra compra sería más racional y eso no interesa, ¿verdad? Veremos cómo la tecnología transformará en pocos años estos procesos de compra para entregarnos valor y solo valor.