Churros y Lean

Un puesto de churros del mercadillo utiliza principios de células flexibles o células Lean, siendo interesantes tanto por sus aciertos como por sus errorcillos. Bueno, y por sus churros.

Un puesto de churros del mercadillo utiliza principios de células flexibles o células Lean, siendo interesantes tanto por sus aciertos como por sus errorcillos. Bueno, y por sus churros.

En las fábricas me suelo encontrar con líneas de producción conducidas por dos personas. “Nunca dos personas producen el doble que una sola”. Producen, por ejemplo, 1,6 veces lo que haría un operario (es decir, el puesto se justifica por mayor producción/hora, no por productividad). En otras se produce 1,2 veces (productividad muy baja); en otras 1 (¡un operario no está aportando nada!) o incluso 0,9 (un operario “juega de estorbo”).

No es fácil descubrir este hecho por dos razones. La primera es que nuestros prejuicios no aceptan que el flujo unitario, de uno en uno, empezar y acabar, produce más y mejor que el flujo por lotes, en masa, con grandes volúmenes. La segunda es que nos basamos en suposiciones y opiniones en vez de probar y medir con cronómetro.

Las sorpresas suelen ser monumentales cuando pasamos a flujo unitario y utilizamos el cronómetro. Imagínate que descubres que un operario produce más que dos. Ahora tienes el problema de qué hacer con la persona liberada. Tranquilidad, en otro post veremos cómo actuar para que todos resulten satisfechos. Esto es Lean.

El resultado de este simple ejercicio (que nos puede llevar un par de horas en un puesto) puede impulsar a los responsables a transformar fábricas enteras. ¡Ojo! No se debe intentar si antes no se ha obtenido una estabilidad básica y se ha aligerado algo de peso en el proceso (es decir, desbrozar de actividades de no valor añadido).

Dicho esto, estoy seguro que la churrería dispone de las personas justas que necesita: por la experiencia, la inteligencia natural, y seguramente la necesidad. Los demás, mejor utilicemos el enfoque clásico y metodológico de Lean. Con unos churros.