El GAP CAUSADO en Lean

GAP causado y GAP creado con enfoque Lean

En la infografía podéis ver el tratamiento que hacemos en Lean del GAP causado y el GAP creado. La palabra GAP la traducimos como “hueco, diferencia respecto al estándar”. Es curioso que en Lean no hablamos de “positivo” o “negativo”, sino de desviación respecto a algo, y ese algo siempre es el estándar.

Para explicarlo utilizamos una gráfica donde el eje horizontal es el tiempo y el eje vertical el rendimiento. Sobre él trazamos una curva que representa el desempeño, el rendimiento a lo largo del tiempo.

EL GAP CAUSADO

En este primer post hablaremos del GAP CAUSADO. Algo ha creado la diferencia entre el rendimiento real y el estándar actual. Esta diferencia debe ser resuelta. En la imagen la gráfica del desempeño camina sobre la recta del estándar actual. Es lo normal: hacer las cosas según el estándar, con pequeñas oscilaciones.

En algún momento el desempeño es mucho mayor del estándar. Algo estamos haciendo especialmente bien hoy. Es un GAP CAUSADO a favor del rendimiento. Un ejemplo puede ser el “operario nuevo” que trabaja inicialmente más duro de lo correcto para ganar aprecio y demostrar su valía. Su actitud seguramente creará problemas, como sobreproducción, malas posturas, exceso de cansancio, mal uso de herramientas, no cuidado del puesto de trabajo… algo está pasando que nos perjudicará. ¿Y si no detectamos nada perjudicial? Entonces es que el trabajador ha realizado una mejora, o que la máquina va mejor, o que el proveedor está suministrando con una mejor calidad… Entonces tenemos que detectar qué ha pasado, cuál es la causa raíz de esta mejora del rendimiento. ¡Qué gran oportunidad de mejora!

¿Es algo que debemos mantener? No. Aunque sorprenda, debemos esforzarnos para regresar al rendimiento estándar, aprender de la experiencia y tratar de mejorar el proceso para fijar una nueva cota de rendimiento estándar. Por ejemplo, modificando la forma de trabajar, instaurando nuevos parámetros de ajuste en la máquina, ayudando al proveedor…

Más adelante en la gráfica obtenemos un rendimiento por debajo del estándar. Es un GAP CAUSADO en contra del rendimiento. Estamos, por ejemplo, fabricando unidades de las establecidas, tenemos una cantidad de rechazo excesivo, sufrimos un absentismo mayor de lo razonable… Partimos de que el estándar, la cota de referencia, es correcta y hemos sido capaces de cumplirla habitualmente. ¿Qué hacer? No tenemos duda: hacer lo que tengamos que hacer para restituir el estándar. Y ese es el error. Quedarnos ahí. Realizamos “acciones correctoras, o contramedidas, temporales” que recuperamos el estándar, pero sin actuar sobre la causa raíz de esta desviación. Si nos esforzamos por averiguar qué ha pasado, entonces no nos costará, en consenso y compromiso, realizar actuaciones de estabilización para cumplir el estándar. Y cumpliremos el estándar de modo natural y permanente en el tiempo.

En el próximo post trataremos el GAP CREADO en Lean.