Feliz Día de la Madre Lean

Ayer, día 5 de mayo, fue el Día de la Madre. ¿Y no os parece que al realizar una implantación Lean decimos muchas veces lo mismo que las madres llevan repitiendo generación tras generaciónEn la imagen aparecen algunas de las frases recurrentes que podemos citar como respuesta a las “excusas” que nos ponemos al realizar transformaciones Lean: 

  • “¿Te parece que soy el Banco de España?”. Lean apenas pide inversión para resolver los problemas, ¿verdad? Solo pensar, modificar el enfoque y emplear técnicas Lean específicas para cada situación. 
  • “- Todos mis amigos lo hacen. – Y si todos tus amigos se tiran por un puente, ¿te tiras tú detrás?” / “A mí los demás me dan igual”. Lean nunca acepta hacer algo porque los demás lo hagan o porque siempre se ha hecho así.
  • “Si no te las comes, te las cenas, y si no te las desayunas”. Lean no busca atajos a los cambios. Somos tozudos e insistiremos.
  • “Si eres mayorcito para trasnochar, lo eres para madrugar”. Lean se basa en dar (capacitar) y pedir (exigir).

Sé poco de psicología, pero creo que citar estas frases apunta al subconsciente, pues las recibimos desde pequeños y de nuestras madres: ¡cómo negarnos a obedecer! Eso sí, nos las decimos con humor, para que resulten efectivas. 

Otras frases, menos afortunadas son las que ayudan a perdurar viejos conceptos que Lean lucha por desterrar: 

  • “Como vaya yo y las encuentre, te enteras”. Bueno, Lean no te dice esto. Lean aplica 5S y Gestión Visual para que no pueda darse esta situación 
  • “Bébete el zumo antes de que se le vayan las vitaminas”. Lean no da por hecho nada. Como esta idea de la desaparición de las vitaminas, que no está demostrada.
  • “Ya verás como se entere tu padre”. Lean rara vez recurre a la autoridad impuesta como medio para forzar una actuación 

Seguro que tú tienes más frases célebres que quizá hayáis recordado en la comida de ayer, mientras celebrabais este día. Una de las que yo recuerdo con más cariño es “- A Mario, si aprueba, le regalan una moto. Si yo saco sobresaliente, ¿qué me regalas? – Nada. Es tu responsabilidad hacer todo lo mejor que puedas”. En esas estamos. ¡Feliz y agradecido Día de la Madre!