Hasta Decathlon comete EL ERROR

En esta foto en Decathlon la tabla se ha descolgado y está 6 centímetros más baja, midiendo mal y equivocándote al elegir la correspondencia de talla de la bicicleta.

Para medirte puedes hacerlo con un flexómetro, alias “metro” o con una tabla graduada pegada a la pared, que es mucho más cómodo. Siempre que la tabla esté a la altura correcta, claro. En esta foto en Decathlon la tabla se ha descolgado y está 6 centímetros más baja, midiendo mal y equivocándote al elegir la correspondencia de talla de la bicicleta.

Pero lo peor no es eso, que la sigan usando. Lo peor es que los asistentes de tienda lo saben, pero no están autorizados a recolocar la tabla. Avisaron hace días y están esperando a que “alguien” lo haga, con unos puntos de silicona.

Mientras, están atentos a los usuarios, restan el error al tallar al niño y se disculpan ante los clientes, pues como asistentes hacen su tarea con grandísima profesionalidad.

¿Es grave el problema? ¿Es la solución autorizar a los trabajadores a recolocar ellos mismos el tablero? La respuesta a estas dos preguntas es: ¡No! Este error es lo de menos, no hay que ser quisquilloso.

Si aplicamos razonamiento Lean concluiremos que EL ERROR está en construir la empresa únicamente desde las oficinas, y no desde y con los trabajadores. No hacerlo es EL ERROR, que Lean combate al aplicar correctamente todas y cada una de sus herramientas.