Lean: tus útiles específicos te los haces tú

Un operario construye útiles específicos en una fábrica de Castilla La Mancha en transformación Lean.

El uso de útiles específicos favorece el trabajo estandarizado, el flujo unitario y los cambios rápidos de referencias. Hasta ahí nada nuevo. La novedad de la cultura Lean es que son los mismos trabajadores los que desarrollan y construyen, en la medida de lo posible, sus propios útiles. Porque Lean va de capacitarse.

En la foto estamos en una fábrica de piezas de plástico de gran volumen, diseñando y materializando un útil que eliminará las actividades de: marcado y corte siguiendo marca (se podrá realizar con los ojos cerrados); comprobación de posicionamiento (inclusión de poka-yoke); apilamiento y transporte para fase posterior (la pieza se empieza y se acaba completamente en el mismo útil, lista para cliente); además de mejorar la ergonomía y empleo de herramientas.

Hemos empleado unas 3 horas en mejorar un 50% la productividad de una pieza que se fabrica diariamente. Y, sin embargo, de lo que me encuentro realmente satisfecho es de que Carlos, el operario de la foto, seguramente ya esté pensando en cómo mejorarlo y en cómo exportar su aprendizaje y capacitación a otras piezas de la fábrica.