Lean y la falsa perspectiva

Lean y la falsa perspectiva. Haciendo Lean en empresas en Castilla-La Mancha

Esta foto no está manipulada. Lo que está manipulada es la habitación, falseando la perspectiva desde el punto específico de visión desde el que tomo la foto. Aunque, por si acaso, trataré de huir del monstruo tragón que parece mi hijo mayor.

Cuando realizamos consultoría Lean con frecuencia ocurre esto: nos falsean la perspectiva para que creamos que lo que vemos es lo correcto.

Existen muchas formas de intentarlo (digo intentarlo porque no lo consiguen): afirmando que el cliente valora algo concreto cuando no existe constancia, exigiendo unos tiempos que el cliente no exige, sobreproduciendo para aprovechar los tiempos de cambio, autolimitando las capacidades de los trabajadores… y, sobre todo, justificando lo que siempre se ha hecho porque sería demasiado vergonzoso reconocer que no se debería haber hecho.

Seamos prácticos: luchar contra la “humillación de un jefe” es darse contra un muro. Es mejor reconocer que eso ha sido lo correcto “hasta ahora” y, gracias a eso, estamos donde estamos, que no está nada mal.

Y para la próxima etapa, vamos a hacer las cosas de otro modo para alcanzar otros resultados. Sí, efectivamente, yo también estoy jugando a falsear la perspectiva para obtener una buena foto. Una foto que nos permitirá avanzar hacia resultados y capacitación Lean. Y así no tendremos que tratar de engañarnos en nada.