Lean y la ITV

Lean y la ITV
¿Conoces  esta imagen? Espero que no :). Pues es un informe de denuncia de la Guardia Civil de Tráfico. En concreto, una denuncia hacia mí por no llevar actualizada la ITV del vehículo. Es verdad, se me ha pasado. Es la primera vez que me ocurre, de verdad. Me pidieron la documentación completa y la mostré con toda seguridad de que estaba en orden. Sospeché cuando me dijeron que era una inspección rutinaria porque no es rentable parar al azar. Supongo que tienen un vehículo o cámara escaneando matrículas y cotejando con base de datos. Me quedé a cuadros cuando me fijé en la etiqueta de caducidad en 2018. ¡Qué vergüenza!
Desde el punto de vista legal es una denuncia correcta. Que finalizará en una multa justa. No llevar la ITV pasada es contrario a ley. Ahora viene mi reflexión. ¿Es adecuado que sea el propietario del vehículo el que tenga que responsabilizarse de conducir un vehículo con todas las garantías? SÍ ¿Es oportuno que sea el propietario del vehículo el que tenga que acordarse de que debe pasar la ITV? Ahí está mi duda. Veamos los participantes de esta obra, su interés (juguemos a «quo prodis?» ) y su capacidad de recordar la fecha en que caduca la validez de la inspección:
  • Dirección General de Tráfico. Su labor es que el tráfico fluya de forma segura. Si algún conductor o vehículo incumple esta norma, debe actuar. Un forma es sancionarlo como medida de presión para que se comporte cívicamente. Por otro lado, tiene la información inmediata y actualizada para saber si algún vehículo no ha pasado la ITV. ¿por qué no me lo recordaron, con un mensaje, un email, una llamada,…si de verdad es tan peligroso conducir un vehículo sin revisar? Saben todo de mí y sin embargo no me recuerdan el estado de inspección de mi vehículo. ¿cómo es posible que no lo hagan, dificultando así su razón de ser? Quizá porque a la institución le interese la recaudación por multas (que figura en los presupuestos generales del Estado como ingresos)
  • Conjunto de entidades de ITV. Este año se les pasó o se extravió la carta habitual de recordatorio, en la que a la vez ofrecen sus servicios. Un sms, un email,…hubiera estado bien. Por otro lado, no hace falta comentar las cosas oscuras en torno a algunas ITV (Jordi Pujol hijo en Cataluña, una única ITV en la ciudad de Cuenca, comentarios de «ve a la ITV xxxx, habla con el ingeniero y te lo pasan»),…¿qué interés puede haber en que la Guardia Civil te denuncie mejor que avisarte? Pues que ya no se te vuelve a pasar. La multa es un excelente elemento pedagógico, y el negocio sigue.
  • Aseguradora. Tengo mi vehículo asegurado con Mapfre. Estoy enormemente satisfecho con su servicio. Sin embargo, agradecería que me hubiesen recordado, amablemente, que por mi seguridad, es muy conveniente el disponer del vehículo en perfectas condiciones, y eso incluye la revisión técnica. Además, el no tener la ITV actualizada es suficiente para cuestionar la validez de todos los puntos del contrato del seguro. ¿Qué motivo puede tener la aseguradora para no avisarme de que supero la fecha? Porque si tengo un accidente, y no tengo la ITV pasada no se hacen cargo. Doble beneficio: no pagan los daños y además el valor didáctico de que tienes que hacer todo como marca la ley, sin esperar que nadie te lo recuerde o te ayude.
  • Guardia Civil de Tráfico. Su misión es cumplir las órdenes de sus superiores. Nada que decir. Salvo que con frecuencia sus superiores son políticos, o siguen órdenes políticas, y así no hay manera. ¿alguien cree que a un agente de la Guardia Civil le gusta denunciar? Estoy seguro que no, que es la parte menos agradable de su trabajo. Así que sólo les pediría que, para evitar el mal trago para todos, lo organicen para avisar a los vehículos que van a superar la fecha de validez de la inspección, para que el propietario actúe.
  • El conductor. Es el eslabón más débil de la cadena: es el que no gana nada económicamente por pasar la ITV, es el que tiene más cosas en la cabeza de las que acordarse, es el que tiene menos medios para recordarlo, y es el más interesado en que su vehículo esté en buenas condiciones técnicas.
Desde el punto de vista de procesos Lean el sistema está totalmente al revés de como debería estar:
1. Nunca se puede cargar la responsabilidad en el eslabón más débil de la cadena, que además es el más interesado en que el sistema sea justo y funcione correctamente. En el caso de una planta productiva es el operario/trabajador y en el caso de la ITV es el conductor.
2. La función de las autoridades es crear un buen estandar y hacer que se cumpla. En una fábrica, el estandar es conseguir un juego de normas para que los materiales y la información fluyan con naturalidad en el puesto de trabajo, sin el esfuerzo y atención continua del operario. En el caso de la ITV es legislar en el sentido que todos los participantes ayuden al conductor a circular seguro.
3. La función del departamento de control de calidad es colaborar en que las cosas se hagan bien a la primera. En una planta consiste en embeber los procesos de calidad, de modo que un puesto sólo entregue calidad al siguiente, y lo haga bien a la primera. Con la ITV es montar el sistema de modo que el conductor no pueda circular por la vía sin garantizar su seguridad y la de los otros usuarios.
Hace años este discurso podía ser absurdo, por el estado de la tecnología. Actualmente, con la tecnología disponible, es posible, barato y conveniente que la seguridad vial responda a criterios Lean. Conveniente sobre todo para el conductor.